viernes, 18 de septiembre de 2015

En Malasaña








En las entrañas de Malasaña, emblemático y céntrico barrio de Madrid, y que toma su nombre de la heroína y víctima del Levantamiento del 2 de Mayo, Manuela Malasaña,
mi hijo encontró su nido, por primera vez en soledad (hasta ahora siempre había compartido piso con compañeros).

Yo,  feliz de la vida de sentirle tan emocionado por su cambio, allí me fui para compartir las tareas de acondicionamiento del estudio, aportar un poco de mimo al mismo,
 y disfrutar de mi hijo en su nueva etapa.

La casa se encuentra en un bajo y un patio con muchas plantitas, da la entrada al estudio.
Las instantáneas anteriores muestran como estaba decorado el salón antes de un cambio radical de adecuación del espacio que, aunque aún posee muchos muebles y objetos que el casero retirará en breve, intentamos sacar el máximo rendimiento al espacio moviendo y removiendo hasta encontrarnos cómodos. 







El estudio tiene dos muebles de pladur, uno amplio entre el salón y la cocina, y otro al otro lado donde colocamos el escritorio para aprovechar bien los diferentes estantes y sobre todo la luz.
Al ser pequeña la casa hay que sacar el jugo a cada centímetro.
Con algunos detalles que adquirimos en ese almacén nórdico que tanto nos atrae a todas, decoramos los sofás, la zona del escritorio y complementamos el ajuar del dormitorio y la cocina. 











A modo de banderín colocamos diferentes etiquetas para todo el que le visite y sus amigos que, aunque ya inauguraron el estudio, vuelven con frecuencia y dejarán su huella escribiendo en ellas sus buenos deseos....
Nos pareció una idea divertida y ojalá se le llene de etiquetas ese espacio, jeje....
No lo pongo en duda, este chiquillo mío tiene muuuuch@s amig@s!!!









Y cómo no, Robert quería tener una reseña que le evocase su isla querida, el sol y el calor que nos acompaña durante gran parte del año.
Encontramos este cartel a modo de popsicle en una firma de decoración y nos lo trajimos a casa estando aún por colocar.






En otra zona del mueble que da a la cocina, colocamos la loza para tenerla muy a mano.






Casi al entrar en la casa, lo primero que se ve es este mueble........
Brrrrr.....feo donde los haya y que mi hijo usaba en sus primeros días para poner en él todo lo que no sabía dónde meter......
En general, el rincón estaba bastante mal, así que......

Sufrió un cambio, un gran cambio!!!! 









Yo iba desprovista de material y hube de echarme a la calle en busca de pinturas, brochas, barniz......para intentar mejorar el aspecto de este mueble, la idea ya iba tomando forma dentro de mi.








En Madrid no es difícil, en cualquier esquina te encuentras tiendas con todo tipo de materiales y además, fue muy divertido callejear y curiosear, imbuirse en esas calles tan entretenidas y variopintas de Malasaña, icono de la movida madrileña en los 70's y 80's, donde cada día descubres algo nuevo, con una gran y variada oferta gastronómica, plazas y terrazas a tope hasta altas horas de la madrugada,  ummmm.....

Es un barrio divertido, independiente, rebelde y con su punto hippy, canalla, que te sorprende cada vez y que tuve la gran suerte de recorrer junto a mi querida Encarna, quién me acompañó en esta aventura.
Graciaaassss amiga!!






..........
.......Y después de unas  de horitas y con pintura de tiza en dos tonos, trasera en turquesa oscuro y resto en blanco, surgía otro mueble más amoroso que nos daba la bienvenida con una sonrisa :)

Quitamos el microondas que colocamos en la encimera y añadimos una lámpara para aportar luz media a la cocina e iluminar la estancia junto con la luz del techo.

Debéis disculparme pues no hice fotos de la cocina, me costó poner todo en su sitio, limpiar y sacar brillo, estaba algo desvencijada pero al final la relucimos bastante.
Para otra ocasión será...





La calidad de las fotos no es buena, las hice con el móvil y poca luz....Ufff....





Bueno, de momento esto es todo, en alguna próxima incursión a 
Malasaña's Robert House
(no tardaré en volver), os cuento más cositas y os enseño algunos de los establecimientos más peculiares de este barrio con tanta vida propia y que atrapa a tantos visitantes, aunque  las compis de Madrid estarán cansadas de verlos y disfrutarlos....  


Os dejo con un desayunito a base de tortitas de avena con el que mi hijo me sorprendió una de las mañanas y me voy al blog de Marcela a curiosear lo que ha preparado para sorprendernos en este finde frugal, así como el grupo de bloggers que siempre aporta su creatividad y buen hacer.

Un besoteeee,


Luna  









35 comentarios:

  1. Oye Menchu! No quieres pasarte por mi casa??
    Peñíscola te encantará!!
    decorando de corazón

    ResponderEliminar
  2. Conozco muy bien toda esa zona, era mi zona de trabajo y conozco casi todas las casas de esa zona. Es más el patio que nos muestras me recuerda a una casa que solía visitar a una anciana.
    Como bien dices es un barrio un poco "canaña", pero actualmente está lleno de comercios de nuevos emprendedores, comercios bohemios y con encanto y aunque la población de mayor cada vez hay mas y mas jóvenes que viven de alquiler. Seguro que tu hijo va a disfrutar de su pequeño-gran hogar y del barrio, además céntrico.
    La casa se la has dejado de "dulce" y si la ve el dueño lo mismo te llama para que le decores otras casas que tenga para alquilar.jejeje.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Como se nota tu toque en casa de Robert, Menchu!! Me encanta como has dejado ese mueble.
    Tienes un talento innato para la deco.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. No hay como la mano de una madre para sacar lo mejor para su hijo...No quiero ni pensar en ese momento! Realmente, se nota tu intervención en los detalles pero aún así sigue siendo un espacio personal. La entrada es adorable y seguro disfruta de su refugio personal por unos años. Besos

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué bien ha quedado!
    Mi hijo vive en Londres y no veas la falta que hace en aquellas casas un cambio así, pero no les dejan hacer nada. De todas formas igual si lo arreglamos les suben el alquiler y eso no es plan.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Ese es mi barrio, donde me crié, allí viví hasta que me casé, tengo muchos recuerdos de él, aunque hace tiempo que no voy por allí, pero creo que ha cambiado bastante, en breve creo que me pasaré. El estudio de tu hijo, lo has dejado de lujo chica, qué bien se te dá esto de decorar, se ve superluminoso y bonito y además con un aire juvenil. Me gusta mucho. Enhorabuena experta!

    Besos.

    Ana.

    ResponderEliminar
  7. Ayyyy, que me he enternecido contigo, Menchu!!!!
    Ya me estaba imaginando a Javi y su primer nidito...
    Magnífica actualmente la zona de Malasaña, sobre todo desde que están cuidando especialmente el Barrio de las Letras: Robert está en pleno corazón del Madrid trendy ;-)
    Besazos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  8. El piso de tu Robert ha tenido una decoradora excepcional y como bien dices una visita a la tienda nórdica y todo medio solucionado.
    La estantería feúcha que tenía ,buenooooooo nos ha dejado boquiabiertas,que elegante,y este azul de fondo una monada.Bien es verdad que no hace falta gastarse mucho si se tiene un gusto tan exquisito como tu.
    Como disfrutaste se nota en como lo narras,ya te vemos en poco tiempo otra vez de visita por la capital.
    Que pases un feliz fin de semana,
    Ahhh un lujazo que te preparen el desayuno,estas tortitas tienen una pintaaaa con la mermelada.

    Un beso de las dos

    ResponderEliminar
  9. Pues Robert tiene que estar encantado con su nueva casa decorada a la perfección por su artista madre. ¡Ese rincón de entrada ha dado un giro de ciento ochenta grados, Menchu! La dualidad de color le ha dado una alegría que no se ¡pué aguantá! Y la idea de las etiquetas nos ha fascinado; seguro que los múltiples amigos de tu hijo las rellenan en un plis plás.

    Que tengas un fin de semana fantástico. ¡¡Mil besos de las dos!!

    J&Y

    ResponderEliminar
  10. Lo que habras disfrutado¡ Por estar con él y además tuneando su nueva casita. Qué ilusión Menchu¡ Has dejado tu toque particular y seguro que te has quedado con ganas de másssss
    Un besito

    ResponderEliminar
  11. Menchu cuándo vienes a tunearme la casa???jaja
    Cuándo leí el titulo pensé no puede ser qué se haya ido a Madrid a tunear jaja,, estaba equivocada,eres mi ídola.. Con unos brochazos has rejuvenecido el mueble!
    Me alegro qué Robert esté tan bien instalado en ese nidito con calor de hogar..me gusta mucho!
    La idea de las etiquetas es muy original!
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Muy chulo! Me gusta mucho como ha quedado el piso..., tu hijo tiene mucha suerte, encontrar un piso en condiciones por el centro no es nada fácil y si además te ayuda tu madre a decorarlo con tan buen gusto me parece el no va más ;)
    Bsos
    Leo

    ResponderEliminar
  13. Hola Menchu ,, esa zona de Madrid la conozco y es en pleno centro , Nada fácil debe ser encontrar un piso ahí ,, me encanta el cambio que le has dado , ya que tiene absolutamente tu sello pero dandole un toque varonil ,, claro que ese nicho en la cocina me ha chiflado ,,

    ResponderEliminar
  14. Hola, que rincon epacio y acogedor lugar. esa entrada invita a quedarse dentro, y las manos maravillosas de una madre.
    Que gran idea, de plasmar en unas frases la bienvenida, y seguro se llenara de mensajes.
    la transformacion del mueble es un acierto !
    tu hijo te habrá llenado de besos y mimos.
    Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  15. Hola !!!, me encanta el toque tan personal que le has dado al apartamento de tu hijo,te lo va a agradecer a diario.
    Me gusta mucho el patio lleno de plantas,la bicicleta etc.Es una zona de Madrid que me gusta mucho.Siempre que voy a esa ciudad (mi hija también vive en Madrid) me gusta perderme por sus calles y plácitas llenas de terrazas con encanto.

    ResponderEliminar
  16. Estaba deseando ver tus nuevas publicaciones.Te sigo y enhorabuena por este precioso blog.
    Feliz fin de semana desde Galicia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Hola Menchu te quedó divino, donde pones tus manos e ideas decorativas dejas tu sello personal, ya me los imagino cómplices y felices con tu estadía en Madrid y ocupados dejando todo lo mas lindo posible, ahora lo que me dejó con emoción de madre fue el delicioso desayuno que te preparó tu hijo, será que nos compartes esa receta de las tortitas de avena please? Agradecida de antemano muchos besos y lindo fin de semana

    ResponderEliminar
  18. Madre mía Menchu tu tenías que haberte dedicado a la decoración de interiores, bueno y exteriores.
    Menudo cambio le as metido, Rober estará disfrutando muchisimo de su nuevo nido.
    Besos y buen finde.

    ResponderEliminar
  19. Esto es lo que yo llamo deformación profesional Menchu...es superior a ti ....y la verdad este estudio lo necesitaba y el cambio es excelente, se nota tu sello personal, una cosa más para que tu hijo se acuerde de ti...una buena recompensa ese desayuno como agradecimiento.

    BESOS

    ResponderEliminar
  20. Vaya una madraza estás hecha, lo que no haga una madre por su hijo!!, eso si te ha recompensado con esas tortitas de avena que se saborean a través de la pantalla, je, je...Me ha encantado el cartel, cómo para no traerlo!!, parece un espacio de lo más acogedor, seguro que habeis creado una atmósfera muy agradable, para que no añore tanto el mar.
    Bstos

    ResponderEliminar
  21. Que cambio!!! el mueble de madera de la entrada era horible y con blanco y turquesa quedó divino!! todos los detalles que agregaron mejoraron notablemente el aspecto de la casa, aplausos para esa madre tan amorosa!
    Besos y buen finde!

    ResponderEliminar
  22. Ya me gustaria ir aMadrid a callejear como bien dices por esos sitios y tiendas...
    Que suerte tiene Robert con tenerte!!! Qué desastre tenia ese lugar de cocina! Lo has dejado impecable y muy chulo.(esperemos wue dure) . Esa pala me encanta y la idea de la guirnalda es ideal.
    Qué cocinitas es Robert!!! Ya nos pasará la receta.;-)
    Buen finde! Besos

    ResponderEliminar
  23. Que maga eres!! has transformado la casa,, has aportado mucha luz y color,, por no decir alegría.. ideal !! todos los amigos de tu hijo te van a pedir que les decores las casas !peligro!!!! un beso

    ResponderEliminar
  24. El apartamento es una moneria, pero pasado por tus manos es lo mas! Menudo cambio ese mueble, tu hijo seguro que alucina contigo le estas dejando una casita preciosa!!
    Muchos besos!
    Nika

    ResponderEliminar
  25. Hola Menchu! Gracias a ti por esos ratos callejeando por Malasaña. Es cierto que es un barrio tan vivo que siempre es una delicia pasear por él e ir descubriendo sitios nuevos. La tetería maravillosa (eso sí, un poco cara), la librería donde maridan libros y buen vino, las tasquitas donde tomar una cerveza y un respiro....
    Me ha encantado cómo ha quedado ese mueble de la entrada y me parece una idea superchula lo de los tag en guirnalda para recoger los comentarios de los amigos de Robert. Eres puro ingenio!
    Un abrazo, guapa.

    ResponderEliminar
  26. Tu hijo ha tenido un gusto maravilloso eligiendo el divino barrio de Malasaña, lleno de rincones con encanto y lugares ideales para nosotras, las "buscadoras de tesoros".
    Y fantástico tu gusto para darle junto con tu hijo a ese pisito un encanto que se ve en pocos pisos de soltero jijiji.
    Me ha encantado el mueble blanco y turquesa, es espectacularmente lindo, el cambio es asombroso. Me parece fantástica la idea de la guirnalda con etiquetas, que seguro terminarán llenas de buenos deseos. Tantos detalles preciosos he visto... ah! y no me ha pasado desapercibida la taza con el mensaje "viva la madre que me parió" jajajjja es genial!
    Tienes un don especial para crear espacios con personalidad, armoniosos y apacibles, llenos de hogar. En este caso, en el piso de tu hijo, has creado con inmenso cariño un lugar sencillo, cómodo, con una mezcla de estilos vintage y nórdico que me ha fascinado. Sólo tú eres capaz de tanto en tan poco espacio!
    Sin duda, tu hijo lucirá y disfrutará su nidito con orgullo de hijo.
    Un abrazo inmenso, querida Menchu. Y mil gracias por tus visitas incondicionales y tus comentarios siempre tan cariñosos.

    ResponderEliminar
  27. Hola Menchu :
    Que suerte tiene Robert de tenerte a tí !! me encanta el cambio que has logrado ! Seguramente tu hijo estará feliz y disfrutará a pleno del buen gusto que su mamá desplegó para él.Besos y hasta prontito.

    ResponderEliminar
  28. Eres muy buena decoradora, el piso ha quedado precioso con tus buenisimas ideas, ahora lo has dejado muy acogedor y precioso...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Ayyy amiga, como he disfrutado de este post lleno de creatividad y mucho mucho AMOR DE MADRE¡¡¡ Robert se tiene que sentir super orgulloso de lucir ese bonito y acogedor espacio que para el has creado¡¡¡¡ me encanto¡¡¡ ese feillo mueble quedo convertido en un autentico principe, esos dos colores turquesa y blanco quedaron genial¡¡¡¡ yo tambien tengo mi hijo en Madrid, hace poco que se cambio.... y estoy deseando poder visitarle jeje besos.

    ResponderEliminar
  30. Se vė muy cuco y acojedor!!! Y a ti te veo como pez en el agua... jjajaja redecorando y dandole tu toque personal!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  31. Qué suerte la de Robert, de que su madre se pasase por allí. Le has dejado una casita estupendamente decorada y acondicionada y encima en Malasaña.
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Qué lindo poder compartir ésta nueva etapa con tu hijo. EL lugar se ve super lindo y por lo que he leído del barrio, es de visita recomendada. El arreglo te quedó genial, Robert tiene suerte de tener una mamá decoradora que se da tanta maña!

    ResponderEliminar
  33. Buenos días Menchu.
    Me ha encantado todo lo que has hecho en el piso de tu Robert, como si no, con una madre tan llena de ideas maravillosas, cada rincón, cada lugar lo has dejado con tu huella en el que va a disfrutar muchísimo.
    No conozco Madrid, tan solo he estado de pasada y fíjate que cada año paso por el, pero se por muchas personas que lo han visitado que es un lugar precioso, donde se puede encontrar de todo.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  34. Menchu...no me llegaban los seguimientos de algunos blogs, entre ellos el tuyo y me habia perdido tus ultimas publicaciones.
    Compartir piso es siempre una buena experiencia para los chicos, pero lo ideal es tener tu propio rinconcito donde sentirte en libertad y nadie mejor que tu que con un pincel y unos botes de pintura eres capaz de crear magia y darle ese toque que le hacia falta para que Robert lo sienta como su hogar.
    Ha quedado un pisito coqueto y agradable
    Besos

    ResponderEliminar
  35. MENCHU , como se nota tu mano , seguro q al final lo dejas monisimo , felicidades wapa , un abrazo

    ResponderEliminar