lunes, 17 de octubre de 2016

Al estilo americano







Inspirarme para escribir este post no es sencillo, más bien está basado en imagen. 
Una visualización del otoño transformada en decoración para el  hogar al más puro estilo americano.

Basta con copiar patrones, estilo, colores, mezcla de diferentes elementos, volúmenes, alturas....
Y dejarse llevar






Sí me inspiraron estas calabacitas  tan chiquitinas que vendían en el super, 
las que no llegaron a crecer para debutar en la mesa en forma de una exquisita crema o cualquier platillo sanamente seductor.





Juntando  las chiquitinas con varias calabazas más que ya tenía (una del pasado otoño que aún sigue viva), las rocié con pintura chalk en spray tono piedra.
Pensé que iba a ser más difícil y mira por dónde, 
hasta disfruté con la experiencia.





Ahora si, nos vamos al lugar donde montaremos la escena otoñal calabacil.
La gran mesa en la entrada que da al comedor se me mostró adecuada y, empecé a incorporar varios elementos.
Para empezar,  unos marcos que estoy unificando en tono gris graffito para otro trabajillo.

Los disponemos encuadrando la escena uniendo varios en diferentes tamaños y estilos.

Y ahora comienza el recorrido por la casa a la busca y captura de auxiliares para voluminizar en diferentes alturas, texturas y color, haciendo que todo quede visualmente  equilibrado.






Un copete encontrado como perchero (le quité las perchitas), protagoniza la escena desde el espejo.
Por cierto, se cayó varias veces hasta que lo adherí con cinta de doble cara.

Dos bandejas muy rústicas a los lados con campanas o clochés en hierro forjado que más tarde contendrán otro elemento que me encanta, 
el maíz rojo.

Me trae recuerdos de mi infancia, de cuando jugábamos en las azoteas donde se encontraban las piñas secándose al sol para luego, llevarlas al molino y elaborar nuestro alimento tradicional por excelencia, el "gofio"





Las puse en remojo con agua y vinagre, por si tenían algún tipo de bichillo.....
Y más tarde fueron barnizadas con spray para mantenerlas el mayor tiempo posible sin que se estropeen.










Compuesta ya la escena, sólo quedaba colocar mis calabazas dispuestas unas sobre una tablilla, y otras en dos tamaños diferentes de stands para tartas que conseguían darles altura, así como adornadas con flores secas de hydrangeas. 











Recordé que tenía una guirnalda de lucecitas en tono cobre, así como dos corazones en latón en el mismo tono, que colgué de los tiradores de los cajones









Ya tenía mi decoración otoñal que puedo disfrutar desde varios puntos visuales en casa.






















La calabaza azulita pastel es la que dura desde el pasado año, cuando también creé un ambiente otoñal en la mesa del salón combinando diferentes calabazas reales y en tela,
  aquí.




Lo bueno de todo es que sólo compré las calabazas, lo demás lo tenía en casa, 
faltaba colocarlo con mucho cariño.

Espero que os haya gustado mi composición otoñal copiada de las americanas, a las que admiro por su tremenda capacidad decorativa y su afán de embellecer cada rincón de sus casas anticipándose a las estaciones del año. 
Me fascinan!!





Os agradezco enormemente vuestras visitas y comentarios, un besote,

nos leemos pronto!!














domingo, 9 de octubre de 2016

Un toque romántico para mi cuarto.







Hoy, después de mucho tiempo, vuelvo aquí, a mi lugar virtual al que tengo algo abandonado.

No es por nada concreto, tal vez saturación, un poco de desgana, mucho lío en otros temas que me apasionan pero a su vez me quitan tiempo para dedicarme al blog.....

En fin, de todo un poco y diferentes etapas que toca vivir, pero aquí estoy nuevamente ya que estos días atrás me animé
a hacer un cuadro y quería mostrároslo!!!





El cuadro en cuestión era este, y digo era porque dicho lienzo ya pasó a mejor vida.
Con unas medidas de 50x50 y un lienzo que ya no encajaba en mi deco, me preparé para el cambio.
Pero.....¿qué hacer en una superficie tan grande?
Yo que estaba sin ideas desde hace tanto y que apenas he practicado nada de técnicas en tanto tiempo..... 





Por el momento había que tapar la imagen del fondo, y al dar acrílico blanco, comenzó a resquebrajarse el lienzo cuando la pintura entraba en contacto con las diferentes capas anteriores de la impresión, esto sin usar ningún tipo de craquelador.

Pues bien, me gusta!! (pensé...)

Haremos algo viejito aprovechando esta superficie.

Casi con la mente en blanco recordé que hacía mucho que quería un vestido de esos románticos, de faldón muy abombado y con cinturita prieta.......
De los de Sissí Emperatríz!!

Ya veríamos qué hacer con él después, aunque he de decir que mi primera intuición era pintar flores, pero enseguida abandoné la idea, no era nada fácil en una superficie tan grande. 

Y tal como si fuese dibujante (jajajajaaja.....) lo planteé a lápiz sobre la superficie, ya con una capa de verde mint y un sténcil de arabescos de Momentos Vintage y en sombras para que quedase detrás, de fondo.





Ni yo misma me lo creía!!!
De todos modos quería algo irregular, nada perfecto y esto entraba dentro de mis posibilidades, era bastante aceptable.





Al vestido le apliqué pasta para darle volumen y que hiciera de capas y capas de tela.
Además, lo colgué de una percha.

Con todo esto pensé hacer el efecto de una pared viejita y desconchada detrás y también apliqué pasta para ello.
Llegaba el momento de dar luces y sombras, así como aplicar otros tonos que dieran carácter a la vieja pared. 









También quería aplicar unas flores para darle un toque romántico al vestido y si mi primera idea fue pintarlas, enseguida la cambié por rositas en découpage, no me salía pintarlas tan pequeñinas....

Uffff.....aquí si hube de tener paciencia!!
Cortar estas flores tan chiquitinas, quitar las capas posteriores y mojar los bordes para desechar los restos de blanco de papel era una ardua tarea que no me esperaba.....




Una vez terminado el pesado proceso, empecé a pegar las florecillas con cola blanca y agua en el centro del vestido.




También añadí un grupo de florecillas a uno de los tirantes, como prendiendo de la lazada.






Para equilibrar el lado izquierdo, ensombrecí muy irregularmente con unos sténcils preciosos, un sillón vintage y una lámpara, nuevamente con plantillas de Momentos Vintage que guardo como tesoros.
Y después de dar una aguada en blanco a las flores para que perdieran un poco la intensidad del color, ya estaba listo, bueno, 
faltaría barnizarlo!! 


  


Ahora había que buscarle un lugar donde aportase color y romanticismo y probé varios.

Al lado del maniquí.......




En el pasillo-escalera que va a las habitaciones.....





Hasta llegar a mi cuarto!!
Creo que éste es el lugar, al menos de momento!!






Queda bien con el otro marco gigante de detrás, 
encima de un mueble donde tengo mis "bijoux"








Mi Black se coló en la sesión de fotos, cómo no!!






Es más, estaba un poco molesto por tanto click, click...
Y así salió, 
enfadado,
 jajaja....





Bueno, y esto es todo, espero que os haya gustado.
A mi me ha servido para ponerme en marcha nuevamente, aunque he de decir que no me ha resultado fácil, ni mucho menos, uffff....
falta de practica!!

Espero también ponerme al día en cuanto pueda de vuestros blogs, sé que tengo varias visitas pendientes, aunque procuro estar al día en las redes sociales y más o menos estoy actualizada de todas las maravillas que hacéis!!

De antemano, agradezco mucho vuestras visitas y comentarios y os mando

Besotesssss!!









lunes, 16 de mayo de 2016

Birds





A veces, sólo a veces, basta con ver una imágen, 
algo evocador que te traiga inspiración!!  





Yo había salido a comprar comida para mi gatito, perooo......
Se me tropezó en el camino una tienda asiática que no conocía y,
algo tan sencillo como una bolsa de regalo, de cartón, y con un motivo vintage bird, me apasionó al instante. 

Casi sin pensarlo le había encontrado el sitio ideal, la visualicé sin esfuerzo, 
algo que esperé por mucho tiempo...






Mi tríptico de madera está soso por falta de ideas y no renuncio a cambiarlo, 
el caso es que nunca me he animado con él, me vale como fondo, formas y color neutro, 
con eso me he conformado hasta ahora.

Aquí vi un modo de ambientarlo con "temática pajaril" , de manera transitoria y estacional, 
- las láminas están pegadas con cinta adhesiva de doble cara - 

Lo único que tenía que hacer era cortar la bolsa para darle protagonismo a este pájaro tan divino, además de añadir un par de láminas más que tenía por casa.








El resto fue cambiar algunos elementos decorativos para destacar a los pájaros y ambientar el espacio con toque vintage, mezclando estilos que no chocasen entre sí.

Busqué entre mis trastitos algunos toques en negro para conciliar con la lámpara, unos archivadores muy viejitos, dos pajarillos que revoloteaban de un lugar a otro por la casa, y velas.

Creo que faltaría una nota de color verde, o varias,
 o sea, plantas que integren mejor a los pájaros y así, hacer uso del tema "botánica" tan de moda en la actualidad.

Me apetece alguna de hojas grandes y que sea bien fuerte para que se me de bien, ya sabéis que las plantas no son lo mío, 
shhhhh.....No quiero ni decirlo, hay que ser positivos y estas frases no conviene que las escuche nuestro cerebro!

De momento estoy jugando a engañarlo iniciándome en el tema, aprendiendo todo lo que puedo. 
Mi pequeño patio se ha convertido en el laboratorio de pruebas, jeje.... 
Ya os mostraré qué sale de ahí !!




Al momento, el tríptico había cobrado vida!!









Y yo tengo nueva decoración para celebrar la primavera.









Y vosotras, habéis integrado algún pajarillo en vuestra decoración??
Estaré encantada de ver vuestras ideas!!

Un besoteeee,



Menchu