El cuadro volador










Si, siiiiii......Este cuadro ha volado varias veces sobre nuestras cabezas!!

No sé si recordáis que estaba apoyado sobre el sofá....
Bueno, pues así ha pasado él varios meses y cuando abríamos a tope las ventanas y corría airecito, la corriente de aire se metía por detrás de él tumbándolo hacia delante por sus dimensiones y la falta de agarre, dándonos más de un susto......
Recuerdo la primera vez que se cayó que estábamos Black y yo en el sofá y nos quedamos bajo semejante cuadro, tal como estábamos y mirándonos fijamente sin saber qué hacer, jajajaja.....

Después de la quinta vez que se cayó le pusimos chicle de ese pegajoso cogido a la pared y así sobrevivió hasta hoy día.






Yo quería algo contundente donde apoyarlo...
Si bien éste no es el sitio definitivo del cuadro (tengo pensada otra ubicación), me vendrá genial tener ahí ese "algo contundente" para otras decoraciones.





Un día, hablando con mi primo Anibal, le comenté por encima lo que necesitaba, las características, las medidas.....

Él es un excelente rastreador, le encantan las piezas antiguas como a nosotras y también encuentra tesoros.

A los pocos días me llamó diciendo que había encontrado una joyita abandonada  para mi, y aunque requería de un tratamiento y unos mimos, no había pasado mucho tiempo cuando volvió a llamar y me contó que mi joyita estaba lista!!





Si señor!!!

Una tabla precioooosa de unos dos metros, como la que había imaginado...
Es irregular, está machacada, le faltan trozos en un perfil....
Aiinnnsss....pero qué linda llegó a casa!!

Unos pocos elementos decorativos fueron más que suficiente para darle un aire entre botánico y marino.






Aníbal le había dado una gran lijada, un tratamiento antipolillas, un tinte oscuro precioso y un brillo y acabado perfectos...Además, vino a casa a colocarla!!!
¿Se puede pedir más? 

Quién tiene un primo así, tiene un tesoro.
Qué suertuda soy, jeje...





Ahora el cuadro está seguro, ya está agarrado a la pared a la vez que apoyado en el estante y creo que queda bien lindo, 
aunque me hubiera gustado más un poco más bajo y con patas, tal que si fuera una mesada.....
Pero eso es otro cantar, ya lo veré más adelante... 









Tan entusiasmada estaba que me fui a la floristería y volví tan contenta con unas flores de mimosa 
(o eso creo) 
y unas rosas.











Las rosas en rosa claro para unificar tonos del salón.








El ciervo, en otro rincón, clamando un cambio....
En Navidad fue glamuroso con tonos plata y muchos brillos,
lo cambié a negro por los tantos acentos en ese tono que hay en mi salón, y si, 
luce bonito, pero no es el tono definitivo.....

Creo que me apetece más en blanco con los cuernos dorados.
Se me metió entre ceja y ceja, uffff....
Antojadiza que es una!!





¿Qué estará haciendo esta mujer ahora?
No quiero ni verlo...
El caso es no dejarme dormir!!!



Jajajajajajaja.......
Seguro que esto es justamente lo que estaba pensando Black.....


Bueno chicas, espero que os guste este cambio. 
Ya sabéis que agradezco mucho vuestras visitas, comentarios y sugerencias para intentar mejorar.

Besotesss!!