domingo, 12 de abril de 2015

Extrañando mucho.....









Después de unos días de asueto, muy bien acompañada por mis niños que, aunque ya y muy jovencitos se independizaron, han estado en casa compartiendo todo lo bueno de estar juntos.
 Agradecida por sus risas, nuestros paseos juntos, comidas con toda la familia, ratitos de sol y playa....
Cualquier cosa insignificante para otros, es para mi una bendición, una alegría que me inunda el corazón el volver a disfrutar de ellos.....

Cómo han crecido tan rápido???

Ya no tengo a "mis pollitos bajo el ala"

Pero siguen siendo mis pollitos adorados del alma!!

Les quierooooooo!!!

Ahora que ya volvieron a sus destinos, una fea tristeza quiso apoderarse de mi y,
 NO se lo permití !!

Ya que me siento feliz y agradecida me hago un guión, un plató que me envuelva, una rica receta, un desayuno sabroso que me endulce .......








El sol se cuela por las ventanas, Blacky duerme plácidamente atemperado por un rayo sólo para él...... 
Después de estos días de ajetreo y movimiento, más caricias y mimos de lo habitual, también se ha quedado un poquito pa llá
y está como muy independiente el muchacho....








Y yo, inmersa en la cocina preparando una rica mermelada de fresas, 
mi primera mermelada de fresas!! 







Con una tarrina de unos 420 gr. de fresas, un par de cucharadas de zumo de limón y 400 gr. de azúcar preparé ésta confitura.
Primero puse a cocer las fresas con el jugo de limón.
Cuando ya estaban blanditas (unos 20 min.), vertí el azúcar
y seguí removiendo durante mucho rato....casi una hora....

De repente me vi rememorando a Tita (Como Agua Para Chocolate) volcando todos mis sentimientos en aquél cuenco.....
Adorable novela de Laura Esquivel que en su momento me conmovió, bueno, creo que a mi y a todos los que la leímos y más tarde vimos la película!


La mermelada por fin empezó a espesar y, mientras enfriaba, me preparé un ambiente dulce y tierno   para desayunar tranquilamente.














Unas ricas tostadas con crema de queso, "mi mermelada" que por cierto, está riquíiiisima...de sabor, textura, está brillante y preciosa, entra por los ojos, os recomiendo que la probéis...
Y un sabroso café au lait...
Ojeando un libro de decoración...





















Ya van saliendo del armario las caracolas, las estrellas de mar.....
Esas que me traen el susurro de las olas, la brisa marina, el aroma del mar,
el adorado SOL....






































Y así se me ha hecho más llevadera la mañana de domingo.....
Extraño mucho a mis pollitos pero están felices y por ende, también yo!!! 

Besitossss,



Luna








39 comentarios:

  1. Te comprendo perfectamente. Que rápido crecen nuestros pollito¿ eh?. Es ley de vida. A mis pollitos cada vez les va quedando menos en el nido.......
    Que rica la mermelada . Desde hace tiempo en casa, solo se come mermelada casera. No hay color. Desde luego, me dan ganas de darle un bocado a la pantalla del ordenador, para comerme tu tostada. Un beso enorme. Que pases feliz domingo.
    María
    Hecho a mano

    ResponderEliminar
  2. No te preocupes pronto los tendrás pronto en casa. Bonita mañana de domingo. Tres besos.

    ResponderEliminar
  3. Pues qué bien has hecho no dejar entrar a la tristeza,me encanta tu plan!!
    Esa mermelada un éxito y las fotos un placer para la vista!!
    Muchos besitos

    ResponderEliminar
  4. Te entiendo perfectamente, me ha pasado lo mismo,mis tres polluelos han estado unos dias en casa y cuando se van me lleno de tristeza , pero mas o menos hago como tu, pensar que ellos estan bien y felices y por tanto yo también.Me alegro que no hayas permitido a la tristeza entrar en tu casa. Viendo esta mermelada tan fantástica me entran una ganas tremendas de preparar yo una también, asi que A trabajar!!!
    besos
    maitedecopart.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  5. Querida Menchu y nosotras amenazando a ver que cuando se van a independizar!!!
    Pero sabemos en nuestro interior que no lo decimos con el corazón,estos tiempos de risas,todos juntos luego se echan mucho de menos,se siente mucha añoranza pero bueno hay que resignarse y si se les ve felices todo lo demás queda borrado.
    Tu mermelada tiene una pinta estupenda,nosotras solemos hacer de albaricoque,del árbol se van a la olla.
    También vamos sacando todo el Arsenal coastal que tenemos almacenado,con ganas de sol y buen tiempo.
    El tuyo luce estupendamente y muy bien conjuntado con la vajilla y cubiertos.
    Nos pasaríamos un buen ratito hojeando esta interesante revista que sólo lo que vemos nos ha cautivado.
    Que pases una feliz semana,nosotras vuelta a la rutina estudiantil!!!
    Besos de las dos

    ResponderEliminar
  6. Preciosa entrada !!! que llena nuestra pantalla con esa deliciosa mermelada........... se ve deliciosa, yo también las hago de muchos sabores, pero la que mas me gusta es la naranja de mis propios arboles, animo guapa, los pollitos crecen sin poder hacer nada en ello, lo importante es que sean felices, a la vez nosotros también lo somos, un abrazo enorme y muchos besitos apretados, da gusto ver tus entradas ,llenas de luz ,paz y alegría,Victoria.

    Las creaciones de Victoria

    ResponderEliminar
  7. Menchu, hazme un huequito el próximo domingo que me voy a desayunar contigo!!! Uauuuu, qué lujo todo… esa riquísima mermelada ( a ver si mi plantita da suficientes fresas el próximo año para preparar una totalmente natural!), ese ambiente tan romántico y agradable, esas páginas tan inspiradoras… en fin, que seguro que tomaste energía para empezar con fuerza la semana!
    Me alegro que hayas disfrutado estos días con toda la familia, seguro que habéis pasado momentos inolvidables para recordar, y lo importante es que ellos están felices!
    Un besito guapa, un placer pasar por aquí!

    ResponderEliminar
  8. No te sientas triste, Menchu!! Has hecho bien haciendo esa riquísima mermelada con mi fruta preferida!!! Es una buena manera de que se vayan las penas y no nos invadan esos momentos de bajón que tanto odiamos...pero además te quería decir una cosa: Qué bien y bonito escribes!!! Me dejas embelesada con la manera que tienes tan particular de contar ciertas cosas. No cambies nunca!! besines

    ResponderEliminar
  9. Te entiendo totalmente, pero chica es la vida y no nos queda otra.
    Esa mermelada esta diciendo a untar y a comerrrrrr¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    Te deseo una estupenda semana y mucho ánimooooooo¡¡¡¡¡¡¡¡¡ besitos.

    ResponderEliminar
  10. Mi niña! que grandes se ven los espacios cuando faltan los que queremos tanto. Pero es normal que vayan y vengan, acuérdate que nosotras hicimos lo mismo, pobres madres.
    Ahí te quedas con tu Black incondicional, esperando el próximo puente o las vacaciones o esos días de permiso que tienes por si acaso.
    Tu mermelada de fresas seguro que endulza un poquito el traguito, anda compártenos la receta o manda unos botecitos a tus amiguis peninsulares.
    Beso gordo, gordo, gordo
    Pi

    ResponderEliminar
  11. Asi es , los pollitos crecen... es la vida, pero mientras ellos esten bien uno esta bien !
    Riquisima esa mermelada :)

    ResponderEliminar
  12. ¡¡Si es que crecen tan deprisa!! Me encanta la forma en la que has encauzado tu mañana de domingo: esa mermelada que se saborea desde aquí, ese café, la compañia de un buen libro y ese rincón de tu hogar tan encantador te envuelven con cariño.
    Desde aqui te mando un beso muy fuerte, Menchu.

    ResponderEliminar
  13. aun no puedo comprenderte , los mios siguen bajo mis alas , pero me sentire como tu cuando toque que se vallan y entonces te copiare, preparare rica mermelada y un desayuno relajante , si a ti te ha funcionado , me quedo con la receta , que tengas buen comienzo de semana guapa , besitos

    ResponderEliminar
  14. Yo aún tengo a mis pollitos bajo mi ala, y aún los tendré por mucho tiempo. Hay veces que, en arrebatos de desesperación y momentos en que mis nervios se saturan y mi paciencia se desborda, pienso en la tranquilidad de la que disfrutaré el día que se independicen... sin embargo, estos pensamientos desaparecen tan rápido como vienen. Entonces, me recuerdo saborear cada momento, disfrutar de cada instante compartido junto a ellos, porque soy consciente de lo rápido que pasa el tiempo y el poquito tiempo que nos es concedida su vida junto a nosotras...

    He sentido muchísima ternura leyendo tu entrada de hoy, porque me he visto a mí misma en tu situación dentro de unos años, y a la vez te he admirado por la entereza y el ánimo para no dejarte atrapar en las redes de la melancolía y la negrura de ánimo, como yo la llamo.

    Con un empuje admirable, has preparado esa deliciosa mermelada, que me ha hecho "babear" literalmente, y esa mesa adorable para un desayuno relajante. Hay que saber mimar el alma cuando le hace falta, querida Menchu, y tú eres una maestra en ello.

    Las imágenes hipnotizadoras, como siempre, tu casa transmite magia, dulzura, bienestar, serenidad... me encantaría compartir un desayuno contigo.

    Por cierto, me he enamorado de esa lecherita con alas de ángel!!!! Es un amor!.

    Muchos besotes, Menchu, y un abrazo inmenso.

    ResponderEliminar
  15. Me identifico contigo en este momento...
    Mi nido también esta vacio y lo lleno con mil y un detalles para no pensar en ello.
    Son etapas de la vida y estamos felices de que ellos lo sean.....
    La mermelada que buena yo la hice en otoño con higos y también disfruto de esos mpmentos Un abrazo guapa

    ResponderEliminar
  16. que preciosas palabras, mis niños aun son pequeños y pienso muchas veces en eso...pero está bien que vuelen del nido, es lo que toca, también nosotras lo hicimos, lo importante es que si ellos son felices nosotras ...... lo somos,
    Que desayuno mas maravilloso, a mi me encanta hacer mermeladas,de mango o de fruta de la pasión .pruebalas, salen riquísimas
    Las fotos me encantan

    ResponderEliminar
  17. Cuanto entiendo tu sentir, a mi también se me marcharon mis "niñas" ley de vida!! pero cuanto se disfruta esos momentos en que volvemos a tenerlo@s a nuestro lado.
    Una mermelada estupenda, yo en cuanto llegan las fresas me preparo una buena remesa de ella,es una de mis preferidas junto a la de albaricoque, en mi casa no entra ninguna del mercado.
    Yo las hago sin azúcar y cuando ya están hechas les pongo sacarina liquida y cuando tengo en la cocción les pongo stevia en rama.
    Muchos besos guapa, tus presentaciones como siempre están rodeadas de ternura y belleza.

    ResponderEliminar
  18. Que emotivo post Menchu. Como sois las madres, cuanto extrañais a vuestros pollitos y que fácil nos lo hacéis siempre, aunque por dentro esteis echas polvo... aunque los hijos cuando estamos lejos también sentimos esa morriña, esa añoranza... y volver a nuestra iindependencia nos cuesta horrores después de estar en casa de mamá (lo sé bien pir experiencia).
    Un beso fuerte

    ResponderEliminar
  19. Your table set is wonderfull, I love so much your photos, the set that you've chosen, all the item in the shot...also your homemade strawberry marmelade!!! Your post is really lovely! Feliz semana e un abrazo!

    ResponderEliminar
  20. Yo tambien me identifico contigo Menchu..cuando el nido se queda vacio sufrimos por ellos, pero si estan bien, nosotras tambien..me ha encanta esta entrada, la mermelada, las tazas..todo es un placer para la vista
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. ¡Menchu que post más bonito, nos ha llegado al corazón! Es cómo lo has contado, cómo lo has escenificado, esas maravillosas fotos, esa deliciosa mermelada... ¡Bien podría haber estado esta preciosa entrada en esa revista de decoración! Nos parece perfecto que te dieses ese pequeño homenaje reparador para desayunar, con tiempo, relajada, tomando cosas ricas en un menaje delicioso (por cierto, una de nosotras también tiene esa linda lecherita con alas) Seguro que así la ausencia se notó menos...

    Nuestros niños tienen que leer este trimestre "Como agua para chocolate", ¡qué curiosa coincidencia! Les hemos prometido que luego veremos juntos la película. Amiga, un beso fuerte de las dos y buena semana

    J&Y


    ResponderEliminar
  22. Ayyy amiga como te entiendo... cuanto vacio se siente cuando tus hijos estan fuera, y encima los tienes lejos... pero si ellos estan bien tu intentas estar bien aunque siempre los tengas en la mente, lastima no estar mas cerquita para pasar largos ratos ante una mesa tan exquisita como esa y con una adorable compañia tanto o mas exquisita todavia¡¡¡¡ me encanto esta entrada amiga me conmovio toda¡¡¡¡ porque esta hecha con el alma¡¡¡ besos

    ResponderEliminar









  23. Di que si, Menchu..pensamientos tristes los mínimos y a disfrutar de los buenos momentos y mejores recuerdos, pero siempre con alegría y que mejor manera que haciendo esa rica mermelada..vamos que veo las fotos y voy a tostarme una rebanada de pan.
    Yo hice una vez. jejeje..una mermelada de tomate..riquiiiisima..pruebala con queso blanco o con queso azul..de rechupete.
    Besos


    ResponderEliminar
  24. Hola amiga querida ! Cuanto sentido me hace lo que tu dices de lo rápido que pasa el tiempo , todavía recuerdo cuando mis niños eran bebés y yo pensaba " cuando crecerán" y ahora que los más grandes están entrando en la " terrible adolescencia " quiero que sean pequeños ,, ¿ quien lo entiende a uno ? Por eso hay que disfrutarlos a concho en la etapa que sea ,,,,,
    Yo los verano también hago mermelada de fresa ! Me encanta !,,

    ResponderEliminar
  25. ainsss Menchu casi me haces llorar y eso que los tengo en casa todavia, pero me dan tanta vida que no me imagino el dia que vuelen solos. Siempre nos queda la ilusión de reunirnos a menudo alrededor de una buena mesa donde tendremos preparada esos manjares que les gustan; estos cocidos que a ellos no les da tiempo preparar o simplemente porque los de mamá saben mejor.
    Luego regresarán a su vida cotidiana cargaditos de viandas hechas con cariño pero también con un trocito de nuestro corazón.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  26. Qué penita Menchu verlo partir de nuevo, pero veras como en nada ya está haciendo planes para una nueva escapada a casa y tú planeando de nuevo comidas, excursiones, momentos exprimidos a tope....es la vida....yo tampoco quiero pensar en el momento en que se vayan, espero que no muy lejos.....y si lo hacen seré feliz de ver que ellos son felices.....es a lo más que tenemos que aspirar las madres..
    Te consolaste muuuuy requetebien¡¡ Menudo desayuno apetitoso y hecho con tus manitas....
    Un abrazoo

    ResponderEliminar
  27. Una entrada preciosa, Menchu!!! Y esa mermelada debe de estar preciosa!!!

    decorando de corazón

    ResponderEliminar
  28. Carmen ,tu también has sido pollito y sabes que es el ritmo normal de la vida,se van pero vuelven y en el corazón siempre están. Asi has podido estar relajada con tu delicioso desayuno y revista...
    En nada es verano y los pollitos otra vez estaràn contigo en torno de una barbacoa,cocktail y playita...;-)
    Besos

    ResponderEliminar
  29. ayy Menchu , ya verás que el tiempo pasa rápido y pronto los tendrás contigo , animooo..... ¡¡¡ que buena pinta tiene esa mermelada , mmm como me gustan las fotos..... un besazo...... ¡¡¡

    ResponderEliminar
  30. Hola Menchu :
    Te comprendo perfectamente , estamos en la misma situación ! pero ánimo que con esa deliciosa mermelada que has hecho ya sabe más dulce el momento!! y en cuanto te descuidas ya están regresando !!
    Hace un tiempito que no pasaba por aquí ,perdón ,y ahora recorrí lo publicado que me había perdido, un verdadero placer para los sentidos !! tanto para la vista como para el gusto ya que ví unos cupcakes de lo más tentadores.Un beso y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  31. Ummmmmm qué rica! Yo también la suelo hacer! Preciosas fotos y preciosas reflexiones! Hay que disfrutar de cada momento! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  32. Qué post más entrañable y cómo podemos entenderte todas las madres, Menchu... Dentro de poco yo estaré como tú: deseando la visita de mi Javi que habrá volado para vivir su propia vida.
    Entonces haré mermelada, crearé y me rodearé de cosas bellas y daré gracias a la vida por ese sol que sale cada mañana.
    Besazos y buen finde ^-^

    ResponderEliminar
  33. Hola corazón!
    Como te entiendo Menchu!!!!
    Yo también he sido una mama gallina :)) . Bueno...creo que aún sigo siéndolo cuando se dejan jiji
    Hace unos años , mis alas cubrian a dos polluelos. Hoy en día tengo cinco (sus parejas y mi nietita) .
    Ayer mismo pasamos el día todos juntos , y comparto tus sentimientos...para mi pasar un día con ellos es una bendición y soy la mujer más feliz del mundo . Los adoro a los cinco!
    Asi que , me identifico completamente con tu hermoso escrito en esta publicación
    Una entrada preciosa amiga .
    Tus niños deben estar orgullosos de su mami , por el amor que le pones a todo ,( además de el amor hacia ellos )
    El amor y delicadeza a lo que haces....sea en la cocina...sea en la decoración....sea en restauración....
    El mimo que le pones a esas composiciones que realizas y conseguir las fotografías perfectas.
    Bueno...ya sabes lo que me encanta este tu hogar virtual.
    Feliz semana guapa
    Cariños ♥

    ResponderEliminar
  34. Qué bonito post Luna, digno de las mejores revistas de decoración y con una historia vivida y contada.

    BESOS

    ResponderEliminar
  35. Muy bonito y sentido post, claro que esos sentimientos de una madre son así profundos.............Te entiendo hasta yo que tengo a mi hijo peque todavía con 6 añitos cuando se marcha con algún familiar a pasar la tarde, no paro de pensar en él y le extraño.................. En fin cuando crezca y se vaya no se que haré..............

    Besos mil

    ResponderEliminar
  36. That is an extremely smart written article. I will be sure to bookmark it and return to learn extra of your useful information. Thank you for the post. I will certainly return.

    ResponderEliminar
  37. Que maravilla de post, me ha encantado todo y la mermelada ni te digo, un beso

    ResponderEliminar
  38. ¡Qué entrada más dulce! Por todo, por tu relato, por la mermelada (por supuesto) y por el disfrute de las imágenes que compartes con nosotros.

    ResponderEliminar