martes, 29 de enero de 2013

Baking






Hoy, animada por mi amiga Ana a hornear, he seguido su exquisita receta
de "Bizcocho de flan", un cake que no había probado nunca y que ha resultado todo un descubrimiento para mi.....

Ufff....de esas delicias que una retiene en la mente por mucho tiempo y además, fácil, rápida y riquísimaaa!! 












Predispuesta a una rica merendola, preparé concienzudamente los ingredientes mientras el horno precalentaba......

Y ya puestos, decidí preparar esta viñeta para presentarlo una vez hecho, aún con la incógnita de si saldría bien.







....Y como así fue, os lo muestro y os dejo la receta por si os apetece.....







Cariñosamente se baten tres huevos con 100 gr. de azúcar hasta que doblen su volumen.
Luego se van añadiendo, poco a poco:
1 sobre de flan de 10 raciones (de cualquier marca)
150 ml. de aceite de girasol
100 ml. de leche líquida
1 sobre de levadura
150 gr. de harina


Se bate todo muy bien hasta obtener una mezcla bien  integrada y ligera,
 se vierte en un molde para hornear y meter al horno a 180º hasta que haya cuajado del todo, hasta que pinchemos con un chuchillito y salga seco.....
Dependiendo del horno pueden ser 20 mn. o media hora.
Desmoldamos y rociamos con azúcar glass.






En este caso, coloqué una linda plantilla de mi querida Lucía para el azúcar glass, con este resultado.






























Es difícil transmitir con palabras las diferentes sensaciones al paladear, la textura, el sabor.......
 Os animo a probar esta receta, sólo entonces comprobaréis lo riquíiiiisimo que está este cake!!





Mi querida Ana, ahora te tengo en mi recetario, en mi vida diaria siempre estás con
alguna nota positiva en lo divino y lo humano,  mucho sentido del humor y  sobre todo, el ejemplo de una mujer muy valiente!
Un besazo para ti.  




Hasta la próxima!!


Luna 





domingo, 27 de enero de 2013

Aquella mercería.......






Qué recuerdos.........
Se me amontonan ahora en la mente muchos, muchos momentos de aquellas horas felices siendo aún una niña en la mercería de Doña Brígida, al lado mismo de casa de mi maye (mi abuela paterna, así la llamábamos).....

Salir de su puerta y entrar en la siguiente, la de la mercería, que a mi me  llevaba a "otro mundo", era un único paso....

Entre cajas y cajas de lanas multicolores, divinos encajes, miles de botones clasificados por colores, en metal, entelados, plásticos, de madera........rollos de telas, pasamanerías, tijeras, alfileres y agujas, canutillos de hilos para bordar, zurcir, para coser a máquina....... en todas las tonalidades de cada color que se disponían en preciosas cajas con cajoncitos planos, donde me encantaba escudriñar intentando adivinar qué color saldría al abrir uno de ellos.......

Este momento de revivir aquellos otros, me llena de felicidad, era pura magia....y aún lo es!

 Fueron horas calmadas en una infancia feliz, llenas de anécdotas, y mis travesuras de niña inquieta, dejaban de serlo, al parecer allí encontraba la paz.

 Horas de observar la paciencia de aquella señora que me dejaba cruzar el mostrador de madera y cristal adentrándome en aquél mundo fascinante para mi, lleno de tesoros, dejándome descubrir cada textura y olor de aquellos materiales......
 y a su vez ver cómo despachaba metros y metros de encajes debidamente medidos con aquél metro que para mi se hacía gigante  mirado desde mi pequeñez, tan chiquitina.... 





No sé si alentada por los bellos recuerdos, queriendo emular mi infancia donde jugaba a las mercerías de verdad, o sencillamente porque me marcaron, he ido reuniendo algunas muestras de puntillas, encajes, cintas de raso, diferentes cordones,etc, que uso para trabajos varios y adornos de paquetería, regalos.....

 Me apetece mucho enseñároslas ahora que descansan en unos preciosos carretes antiguos que mi amiga María me ha enviado después de revolver cielo y tierra para encontrarlos.

Estos otros que veis son de cartón y los he decorado con découpage para embellecerlos un poco. 









A que son preciosísimos estos carretes??





Cuando llegó ayer mi paquetito no me lo podía creer..... Enseguida, entusiasmada busqué algún recipiente donde guardar mis carretes, mientras elegía las cintas que se enredarían en ellos.....
De momento, los he colocado en este recipiente de cristal que antes contenía hojas secas caídas de una buganvilla fucsia.





















Aquí están ya mis puntillas, lazos y cintas para mi deleite y tenerlas a mano siempre!






Buscando por la red he encontrado otros usos que se le pueden dar a los carretes que me parecieron divertidos......

































Mientras decoro la viñeta y hago las fotos, mi gato, Blacky, duerme feliz.....

 tan feliz como yo al arrullo del piano del Maestro Chopin de fondo.

He jugado a las mercerías emulando aquellos tiempos, ordenando mi caja de costura, enrollando cintas........y lo más lindo,
 he encontrado un rato muy relajado en total y absoluta paz.

Un domingo diferente....




Os mando besitos a tod@s los que llegan a este rinconcito, 
y uno muuuy especial a mi amiga María (Fanciful).

Hasta la próxima!!


Luna

domingo, 20 de enero de 2013

Cuero, cristal, madera y latón.



Holaaa, por aquí de nuevo para mostraros nuevos hallazgos del rastro....
Hoy domingo era el día ideal para dar un paseo, el día estaba soleado e invitaba graciosamente a ello.
 Después de una larga caminata por la playa, decidí terminar mi paseo dominguero en el rastro, el cual no visitaba desde hacía unas semanas.......
Como ya os he contado, últimamente proliferan los puestos de antigüedades y objetos de segunda mano, algunos de ellos me buscaron a mi, se me ponían delante y no pude resistirme, así que me hice con algunos de ellos.....jeje...


Este es un bonito espejo biselado que se vendía con el cepillo y que el señor del puesto me regaló al comprar otras cosillas. 
El cepillo está bastante estropeado pero el espejo es una monada y en cuanto lo limpie con bicarbonato lucirá muuy lindo 






Mmmmm....estas preciosas maletas triangulares fueron amor a primera vista!!
Realmente reposaban en un gran puesto de cables y aparatejos de todo tipo, creo que nadie se había percatado de ellas, había como seis, todas sucias, viejecitas, oxidadas.....así tal como me gustan!
 Son de cuero y en su tiempo debieron albergar algún tipo de material de cine o fotografía, según comentó el dependiente.......Buscaré en internet a ver si encuentro algo parecido y cuál era su uso. 
De momento se vinieron conmigo y nada más llegar a casa las lustré con una grasa especial para cuero. 
Así de lindas quedaron!





Ahhh olvidaba decir que costaron las dos cinco euros, si siiii, no me lo podía creer!!







Esta balanza también me llamó.....Pobrecilla, pensé, qué hace aquí pudiendo estar en un lugar mejor donde luzca como merece???
Aunque le di una lavada tremenda, y me pasé porque creo que le borré algunos números, jaja, ella sigue luciendo su tiempo y pesando lo suyo, funcionaaaa. 
Mi  Marina estuvo pesando todas las cebollas que había en casa..........jugando a las tiendecitas, jajaja.....




Aquí os presento al precioso molinillo retro que tanto ansiaba encontrar, y en este divino color aguamarina que tanto me gusta.
 Ayyyysss ya me estaba entrando ansiedad....había ido andando y ya estaba bastante cargada........Cómo soy!!






Lo mismo, las dos preciosidades costaron cinco euros, cómo dejarlas alli????






Unas puntillas y encajes que buscan desesperadamente carretes antiguos de madera para liarse en ellos...............


...Y estas hojas de cristal labradas pertenecientes a una antigua lámpara deslabazada.
 Por diez de ellas pagué 2 euros, increíble!! 



Cuando ya me iba cargada a tope de cosas y súper feliz por mis compras, algo atrajo mi atención desde un puestecillo que vendía bisutería y cosas así........
Entre todo lo que había destacaba este precioso instrumento que adoro desde siempre.........sus formas, el brillo de su madera, pero sobre todo, su sonido.......

Un sueño que tenía de pequeña, aprender a tocar el violín..... 



Con este violín no sé si podré aprender, es pequeño, para niños, pero me enamoró enseguida y desde  luego, fue él quien me buscó a mi. 
Lo vi, lo toqué, lo escuché.......y lo dejé allí. Pero cuando había dado la vuelta a la manzana volví a por él....me seguía llamando!!



Su precio era tan sólo de 25 euros, ni siquiera merecía estar allí, aquellas personas ya no le querían.
Yo sí le quieroooo, en casa encontrará su lugar, y quién sabe, tal vez algún día aprenda a tocarlo.....










Las maletas ya tienen lugar...


.......Y lo demás, también irá encontrando el suyo!!



Besitos para tod@s y feliz semana!!!


Luna